Impulsos

Recuerdos, fragancia de jazmín y rosas que te invaden de nuevo, y vuelves a extender tus alas, aquellas que creías atrofiadas para siempre. Te dejas llevar, cual hoja seca que, en un golpe de viento, se eleva triunfante sobre todo aquello que fue su mundo, pero ¡horror!, el viento cesa y cae lentamente, mas ahora no tiene nada, no conoce nada y se siente sola e insegura entre tanto extraño amenazante…
Y es así como te derrumbas estrepitosamente en la realidad, en el alienante mundo exterior; pero tú no quieres eso, lo que realmente deseas es vivir para siempre como en aquellos momentos en los que, tumbada sobre un manto de flores, aspirabas la brisa fresca y, al llenar tus pulmones, te invadía la sensación de fusión con lo que te rodeaba; todo se hacía uno, a la vez que mirabas hacia dentro y descubrías tu interior, y eras tú misma y única; y el sentimiento de pertenencia al Universo, a la inmensidad era tan fuerte que te desvanecías de placer, sin pensar en nada pero comprendiéndolo todo en su más pura esencia.
Y entonces, ya en el mundo “real” de la gente “normal”, te preguntas por qué es así, por qué soñar es de locos. Pero, ¿quién decide cuál es el loco y cuál el cuerdo?, ¿es que nos han asignado un papel al nacer que hemos de cumplir a toda costa?, ¿y qué es la libertad? Ya ni siquiera estás segura de exista, la invisible pero pesada cadena que rodea tu cuello te lo recuerda a diario pero, ¿qué te impide cortarla y ser tú, sin ataduras ni tapujos? Vives inmersa en la hipocresía de este teatro que es el mundo al que llaman civilizado y libre; ¡ja! Sueltas una carcajada cínica y amarga al descubrir la razón (estúpida) por la que no consigues realizar tus sueños más que dentro de ti, y es que perteneces al mundo de los “cuerdos”. En ese instante esclarecedor comprendes lo absurdo de la situación: pasas la vida esperando ese golpe de viento que te haga volar, y no te has dado cuenta de que sólo tú tienes la fuerza para batir las alas y escapar definitivamente del tormento de lo convenido, lo obligado y lo estipulado para abrirte la puerta hacia el grandioso mundo de la venerada LOCURA…

Author: info

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*