Los libros de segunda mano, una forma barata de acceso a la cultura

Una de las justificaciones más escuchadas por los que en realidad no sienten gran apego por la lectura es la imposibilidad de disfrutar de un buen libro debido a los altos precios que tienen en el mercado, justificándose con la insostenible queja de que son inaccesibles para su economía. En esos casos, lo único que se demuestra es una ausencia de interés de pertenecer al apasionante mundo de los lectores, máxime cuando se comprueba que, sin embargo, esa persona sí dispone de presupuesto para gustos más banales. Resulta evidente que cada cual puede hacer el uso que desee de su presupuesto para cultura y ocio, pero es también inapropiado ampararse en excusas que no coinciden con la realidad.

El mundo del libro tiene muchas vertientes en todos los sentidos y en el apartado de la adquisición también se nos presentan diferentes opciones interesantes que nos permiten hoy en día disponer de la posibilidad de leer sin demasiada dificultad cualquier obra existente que haya sido publicada. En principio, siempre están las bibliotecas para facilitarnos la lectura de manera gratuita. Dentro ya del mundo más particular, podemos optar en muchos casos por diferentes ediciones en función de nuestra capacidad adquisitiva o bien por algo que cada día está más al alcance de la mano, como es el caso del libro de segunda mano.

Siempre ha existido un mercado de segunda mano en el mundo del libro. Las famosas librerías de otros tiempos, llamadas por muchos “librerías de viejo”, en la que se encontraban después de una aventurera búsqueda auténticas joyas bibliográficas procedentes en su mayor parte de bibliotecas particulares, han dado paso a un incremento de las ediciones en rústica a precios realmente muy asequibles para cualquiera. La tecnología también ha hecho posible ampliar las posibilidades existentes, poniendo a nuestra disposición nuevos recursos para acceder al mercado de segunda mano, tanto del libro como de cualquier otro objeto que deseemos conseguir. El mundo de los portales de anuncios clasificados para ventas particulares de objetos de segunda mano llega a los ciudadanos de cualquier país, desde España a cualquier rincón del mundo. Si por ejemplo vivimos en Colombia, no tendremos dificultad de hacernos con auténticos chollos tanto en libros de segunda mano como en productos diversos a solo un clic de ratón de nuestro ordenador, marcando en cualquier buscador “clasificados gratis en Colombia”. A partir de ahí se nos abrirá un mundo de posibilidades interesantes y baratas para impedirnos en lo sucesivo encontrar excusas relacionadas con imposibilidades económicas para acceder al mundo del libro.

Foto: http://pixabay.com/es/users/kshelton/

Author: Syde

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*