Las librerías de viejo, un lugar olvidado donde se reforzaba la pasión por el libro

Parece ser que el mundo de las primeras o de las viejas ediciones de libros cada día cobra menor importancia para los lectores. Y es una lástima que eso ocurra. En este mundo enfocado cada día más hacia las prisas ya no queda lugar para el deleite de la búsqueda inquieta con la esperanza de una agradable sorpresa final, cuando tras un buen rato ensimismados entre una montaña de ejemplares en diferentes estados de conservación conseguimos hallar ese pequeño tesoro que nos fascina, el libro o el ejemplar perdido de la revista que no esperábamos encontrar y que deseamos adquirir a toda costa sin dejar pasar la ocasión. Realmente, el remover y buscar entre todo el material bibliográfico que siempre abarrotaba estantes y rincones de las antiguas librerías de viejo, fruto muchas veces de la compra de bibliotecas particulares por problemas de defunción de su dueño, siempre nos aportaba un placer único que conseguía hacernos retomar en breve la búsqueda de nuevas sensaciones.

Las librerías de viejo han muerto con la entrada de estos nuevos tiempos de prisas y pragmatismo, en los que resulta más fácil hacernos con cualquier ejemplar que deseemos, recién salido de la imprenta, siguiendo los cauces establecidos que se reducen a su adquisición en pocos minutos en cualquiera de las grandes librerías que pululan por internet. Todo se desarrolla dentro de un proceso aséptico y sin ninguna sensación añadida. Sin embargo, no todo está perdido en ese sentido. Aún han quedado algunos resquicios para los que buscan en lugares como los portales de anuncios gratis online, dedicados fundamentalmente a la compra, a la venta y al intercambio de productos de todo tipo, incluidos los libros de ocasión y segunda mano. Estos portales están distribuidos por todo el mundo y son de acceso fácil. Si, por ejemplo, buscamos anuncios en Ecuador, con rapidez nos encontraremos con los apartados correspondientes a revistas y libros usados de cualquier índole y de gran interés en mucho de los casos y con la posibilidad añadida de hacernos con auténticas joyas a precios excelentes.

Foto: pixabay.com/es/users/JamesDeMers/

Author: Syde

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*