La agenda: compañera inseparable de un escritor

Las musas son caprichosas, todo el mundo lo sabe. Como la inspiración puede llegar en cualquier momento y cualquier lugar, es necesario contar con los útiles imprescindibles para no dejarla escapar. Es por esto que los escritores (al menos, los buenos) no se despegan de sus agendas personales. Es una extensión de sí mismos, donde plasman sus ideas, muchas de las cuales se transforman en las semillas de grandes novelas. Este pequeño objeto supone una ayuda fundamental para los profesionales de la escritura. Y es que así pueden situar en el espacio temporal las ideas que les han surgido, además de programar sus citas importantes.
 
Y es que un escritor reputado tiene numerosos compromisos. Porque la literatura cada vez tiene un aspecto más social. Buena prueba de ello es la ceremonia en la que se falla y entrega el Premio Planeta, que este año ha recaído en Clara Sánchez por su novela El cielo ha vuelto. Se trata de una novela de misterio, intriga y erotismo, tal y como la calificó el jurado. La historia gira alrededor de una modelo de pasarela que descubre un atisbo de verdad en la profecía que le hizo una vidente tiempo atrás: una persona desea su muerte y le está causando mucho daño. La trama se retuerce cuando la protagonista descubre que, además, esa persona es su pareja sentimental.

A esta cita con los libros, acuden, no sólo personalidades del mundo de la cultura, sino personajes importante en otros ámbitos. Y es que tener una obra de calidad desde el punto de vista literario no es suficiente, por lo general, para lograr la atención del gran público. El respaldo de una editorial es fundamental, salvo escasas excepciones.

Si quiere triunfar en el mundo de la literatura, es vital que anote en su agenda las citas ineludibles: charlas, talleres, encuentros con otros escritores… Asimismo, frecuentar diversos ambientes estimulará su creatividad y le llevará a tener ideas nuevas. Relacionarse con otros círculos sociales le inspirará para tejer historias novedosas acerca de otras realidades. Porque no hay mayor fuente de inspiración que el propio entorno que rodea a una persona. Sólo hace falta conocerlo a fondo.

Author: Syde

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*