Inspiración

Oscuras noches de reencontradas oraciones
Escucho los tambores de truenos abrumadores
Bajo la piel celeste.
Paseo por el antaño pueblecito de casas blancas,
Ya teñidas de ceniciento olvido. Respiro.
La calle de la tristeza se estiraba hasta el
Horizonte, ahora sólo gime el viento y el vacío
Silencioso del alma, llena la entrañable y lejana
Imagen, perdida en tiempos hundidos.
Abrázame serpiente, sube por mi cuerpo, dame
El entendimiento en este rincón añorado de ayer.
Las manos en los bolsillos, los recuerdos guardados
En el abrigo y un sentimiento de poeta.
Sin serlo.
Caminante de letargos, observador y solitario, con
Pensamiento de bohemio.sin serlo.
Emprendo la distancia de mis pasos descalzos,
Caricias de olas de pena en la playa seca, nocturna
Y dócil.
Acunado por los brazos ancestrales de Madre que
Susurra, aún hoy, en mis oídos, aquella música
Primitiva, mágica, del mismo color del consuelo
Del llanto, de la ternura.suspiro.incrédulo de
Poder describir a la humanidad, que mira extrañada
Mi tosca figura de vagabundo.sin serlo.
Llego a casa y hago punta al lapicero de imaginación,
Pero. ¡ lamentable!, inspiración se ha marchado.
Sentado frente a hoja blanca con dedos temblorosos,
Incapaz mano de ver corazón, la simple mirada no
Hace el verso, lloran ojos de emoción.
Esa lágrima que recorre la mejilla a su antojo
Y humedece el papel, crea lo más hermoso
Que jamás he escrito.
Sincera y tierna tinta, eres huella profunda.

Marzo de 1999

kimbertrancanut

Author: info

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*