Esa noche

ESA NOCHE

La noche llegó con sus pasos cansinos,
humedades lo invitaron a conquistar
el continente de la mujer de sus versos.

Sus manos recorrieron montes, valles
en busca de aquel mítico pueblo
amante del zumo y las esencias,
para habitar en sus fértiles tierras,
en los tiempos de guerra y de paz…

Al ritmo de los pasos del verbo
en un abrazo de pasión y ternura
viajó en el éxtasis de la sonrisa
sumido en el silencio de su aroma.

Voces acariciaron sus ojos,
melodías de luciérnagas
le condujeron por calles
bordeadas de amapolas
hacia los escaños de la plaza
donde a la sombra de castaños
su mirada se relajó en el licor de los sueños.

Y a la voz del sol de amanecida
comprendió que el éxtasis de sus ojos
permanecería por siempre en aquel poblado.

©lionel

Author: info

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*